Registros morosidad rai asnef

Defendemos tus derechos para evitar abusos

Registros de morosidad

Te ayudamos a detener los abusos de los Registros de morosidad (Rai, Asnef, Equifax, Badexcug-Experian…).

Contáctanos

    la política de privacidad

    Registros de Morosidad: la forma de obligar al deudor a cumplir condiciones abusivas.

     
    Muchos acreedores, utilizan la inscripción en dichos registros de morosidad de sus deudores. Esto lo hacen para prevenirse mutuamente del riesgo de conceder crédito a quienes están inscritos en los mismos. De esta forma, fuerzan al deudor a pagar la deuda para poder solicitar nuevos créditos.
     
    Sin embargo, estas inscripciones están reguladas por la Ley Orgánica de Protección de Datos. Por eso existen derechos como los de rectificación o exclusión a favor de las personas inscritas. El objetivo de ello, es evitar abusos que conduzcan a una situación injusta que perjudique la imagen del deudor.
     

    La posición deudora en ocasiones se convierte en víctima de numerosos abusos. Fundamentalmente, estos abusos consisten en la aplicación de intereses moratorios, costas y gastos totalmente leoninos. 

    Derecho al respeto de la reputación financiera del deudor.

     
    Esta imposición de condiciones unilaterales abusivas de refinanciación, es la que provoca la morosidad. Como consecuencia de ello, la reputación del deudor se ve perjudicada a través de nuevos abusos en los Registros de morosidad (Rai, Asnef, Equifax, Badexcug-Experian…).
     
    Una adecuada supervisión y defensa de los derechos del deudor y sus avalistas, es siempre necesaria. Tener esto en cuenta, solamente rebaja la deuda, sino que frecuentemente, posibilita una solución definitiva de la misma.
     
    Podemos ayudarte a conseguir un trato justo y a defender tus derechos y tu reputación financiera.
     

    Sanciones a los acreedores, gestoras de cobro y a los Registros de morosidad.

    La infracción de la normativa relativa a la protección de datos personales es sancionable. La Ley Orgánica de Protección de Datos, establece una serie de mecanismos que garantizan la protección de la información sensible como las deudas.

    Cualquier incumplimiento por parte de los acreedores, sus gestoras de cobro o de los responsables de los Registros de Morosidad, se va a poder perseguir y sancionar legalmente. El organismo encargado de velar por los intereses del deudor en este particular, es la Agencia Española de Protección de Datos. 

    Por otro lado, cualquier otro tipo de comportamiento ilegal por parte de los acreedores o gestores de cobro, también será denunciable. En función del tipo de abuso o infracción que se produzca, la reclamación deberá realizarse o bien al Banco de España o directamente a los tribunales. En algunos supuestos, puede que sea obligatoria una reclamación previa al Defensor del cliente de la entidad financiera.

    Compártelo: